Artículo de 2003

Urbanismo de Sevilla reformará la concesión de licencias de obras

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla debatirá el próximo jueves la reforma del proceso de concesión de licencias urbanísticas, un trámite que hasta ahora se "dilata interminablemente" según reconoce el delegado de Urbanismo, Rafael Carmona. La Gerencia dio ayer el visto bueno al proyecto de la ordenanza que regulará el otorgamiento de estas licencias y entre cuyos objetivos está la reducción, de ocho a cuatro meses, del tiempo de espera para obtener un permiso de obras.
La nueva norma, según explicó Carmona, pretende aunar en un sólo proyecto técnico lo que hasta ahora se dispersaba en distintos documentos y proyectos parciales redactados por distintos técnicos en función de sus competencias y que, a menudo, requieren aprobación o certificación por administraciones ajenas a la Gerencia de Urbanismo. El proyecto técnico sustituirá así al actual Proyecto Básico de Ejecución y se convertirá en el documento necesario para tramitar cualquier licencia urbanística.

Tipos de obras

La ordenanza establecerá además distintos procedimientos en función del tipo de obra del que se trate, lo que permitirá agilizar la concesión de los permisos. El proyecto de norma diferencia entre tres tipos de licencias: las de obra menor, que, igual que ahora, sólo requerirán una comunicación oficial por parte del propietario; el procedimiento abreviado, un nuevo concepto al que podrán acogerse las obras destinadas a la conservación del patrimonio edificado, las reformas menores y las demoliciones siempre que no se trate de inmuebles del conjunto histórico declarado.
Con este trámite abreviado se pretende también agilizar las licencias de obras de conservación surgidas de un informe de la Inspección Técnica de Edificación (ITE). Por último, la ordenanza establece un procedimiento diferente para las obras de rehabilitación, sustitución y nueva planta, que son las que requieren más trámites. Las obras de este tipo implican a menudo un permiso de ocupación de la vía pública necesaria para la instalación de las medidas auxiliares recogidas en los Proyectos de Seguridad e Higiene. Con la ordenanza, esta licencia se tramitará conjuntamente con el permiso de obras.
Con la nueva norma, que Urbanismo espera que esté en vigor dentro de tres meses, la Administración aumenta también su control sobre las obras, ya que será obligatorio informar a la Gerencia de los plazos establecidos para ejecutarla. Hasta ahora, según explicó Carmona, no había que comunicar el inicio de los trabajos; se otorgaba la licencia y el propietario tenía dos años de plazo para acometer la obra.
Por otra parte, el delegado de Urbanismo mostró su preocupación porque a un mes de que acabe el plazo para que los edificios catalogados pasen la ITE, hasta la Gerencia han llegado poco más de 1.000 informes de los alrededor de 8.000 inmuebles que deben pasar la inspección.