Nacen 584 empresas Sevilla con la ayuda de la ventanilla única 2013 2014

La ventanilla única genera más de 200 empresas en cinco meses

licencia de apertura sevilla

En un solo año facilitó la creación de 585 nuevas sociedades de muy diversos fines

La ventanilla única empresarial (VUM) ha asesorado y facilitado la creación de 215 empresas en los cuatro primeros meses del año, cuatro más que en el mismo periodo del año anterior. Esta ventanilla generó un total de 584 empresas a lo largo de 2012, por lo que los números del presente año marcan una tendencia ligeramente al alza. En esta ventanilla participan el Ayuntamiento de Sevilla (Dirección General de Empleo y Economía), el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, la Cámara de Comercio y la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía. Los ejes básicos de funcionamiento de la VUE son ofrecer información, orientación y asesoramiento a emprendedores, así como facilitar la tramitación necesaria para la puesta en marcha de nuevas empresas. 

Las principales áreas sobre las que se ofrece orientación son la elección de la forma jurídica adecuada, explicando las opciones existentes y sus características; la explicación de los pasos a seguir para la creación de una empresa y, además, información sobre las obligaciones fiscales que conlleva la creación de la empresa según su forma jurídica y su obligación de cobertura ante la Seguridad Social. 

La VUE asesora también sobre la elaboración del plan de empresa y suministro a los usuarios de claves de acceso para la aplicación informática online denominada Atepe (Asistencia Técnica para la Elaboración del Plan de Empresa), siguiendo una metodología que incluye tutorías presenciales y seguimiento de los proyectos hasta su consolidación. 

Una de las orientaciones claves son las posibles vías de financiación, los microcréditos y las ayudas y subvenciones de ámbito local, autonómico, central y europeo. Estas funciones son desempeñadas por dos orientadores que son trabajadores de la Cámara de Comercio. 

El Ayuntamiento en particular realiza varios trámites, entre los que se incluyen el asesoramiento e información general sobre licencias de apertura, declaraciones responsables, procesos de cambios de titularidad, etcétera. El Ayuntamiento facilita información e impresos necesarios para la obtención de licencias de obras, veladores, publicidad, venta ambulante y otros posibles trámites en función ya de cada negocio. 

El valor de la VUE no sólo es el número de emprendedores que crean su empresa a través de este servicio (la mayoría son autónomos), sino el número de personas que reciben asesoramiento permanente sin que eso suponga la creación de una empresa a corto plazo. Durante 2012 se constituyeron por medio de este servicio un total de 584 empresas y recibieron asesoramiento 2.317 emprendedores, los cuales acuden una media de dos veces al año a esta ventanilla. 

El 22% de las empresas creadas en los que va de 2013 se corresponden al epígrafe de servicios empresariales, que son aquellas sociedades pertenecientes al sector terciario que prestan servicios a otras empresas de cualquier sector, como la gestión y administración, la publicidad y las consultorías y asesoramientos económico, jurídico, tecnológico, de inversiones... 

Llama la atención el número tan bajo de empresas creadas en el sector de la hostelería, sólo un 3%, cuando a simple vista se aprecia un boom a este respecto. Fuentes municipales precisan que los bares que se abren suelen ser de empresarios que ya conocen el sector o de pequeños emprendedores que creen conocer lo necesario para montar este tipo de establecimientos, por lo que no demandan el asesoramiento de la ventanilla única. 

En el epígrafe de actividades profesionales es donde más nuevas empresas se crean en lo que va de 2013, el 28% del total. Estas actividades profesionales se corresponden con aquellas que cuyo ejercicio requiere una determinada cualificación oficial e, incluso, el ingreso en un colegio profesional. Es el caso, por ejemplo, de los médicos, los abogados, ingenieros, arquitectos, aparejadores, odontólogos, etcétera. Que ejercen de acuerdo con una titulación académica imprescindible. Pero también es el caso de los agentes comerciales o de los de seguros, que no requieren una titulación universitaria pero sí estar colegiados, en el primero de los casos, y pasar por un proceso de formación básica, en el caso de los segundos.


Diario de Sevilla, 9 junio 2013