Apertura de nuevos negocios en Sevilla: Montar un bar

·
Pedro Sánchez-Cuerda. Presidente de la Asociación Provincial de Hostelería de Sevilla

"El bar se ha convertido en un negocio refugio"

Entre las nuevas aperturas y la subida del IVA, el problema es que el margen de beneficio es cada vez menor.

La apertura de un bar es la solución de muchas familias para salir adelante tras haber perdido su trabajo uno de los cónyuges. Así lo confirman tanto los datos de solicitudes de apertura de nuevos negocios que recibe Urbanismo como la percepción directa del presidente de la Asociación Provincial de Hostelería, Pedro Sánchez Cuerda, del Grupo La Raza.

"Montar un bar se ha convertido en un negocio refugio. Una persona que se ha quedado en el paro, si ha obtenido una indemnización y tiene iniciativa y ganas, fácilmente con iniciativa y ganas usa ese dinero en montar un negocio familiar". Sánchez Cuerda es rotundo en un aspecto: "El porcentaje del matrimonio o de la pareja que decide abrir un negocio es elevadísimo en momentos de crisis. Inauguran negocios que llevan entre los dos y que, si acaso, refuerzan el fin de semana con la ayuda de algún hijo o empleado de forma excepcional".

El dirigente empresarial recuerda que muchos camareros españoles dejaron los bares con el auge inmobiliario: "Ahora están volviendo los españoles que trabajaron detrás de la barra. Son fenómenos cíclicos. Retornan a los bares los españoles de la construcción y se abren más bares que nunca. La hostelería es el refugio".
La patronal tiene claro que el rebrote de los bares no se percibe por igual en los once distritos de la ciudad: "Donde más negocios se abren es con mucha diferencia en el centro. Los nuevos empresarios buscan el turismo. Y es claro que los datos de visitantes siguen siendo buenos. El aeropuerto sigue ofreciendo buenas cifras y buenas previsiones".

Un aumento del número de bares no es necesariamente bien visto por la patronal. "Los efectos no son positivos porque sí. La tarta que hay es la que hay. Si a eso le añadimos que las ventas han descendido en todos los sectores... Entra también en el gremio gente que no está precisamente experimentada y que, para colmo, están restando negocio a los demás".

Otra circunstancia que analiza la patronal sevillana de hostelería es la de los precios: "No han subidos desde 2008. Incluso han bajado. No hay que olvidar que la subida del IVA del 1% del Gobierno de Zapatero no la repercutimos en el cliente".
Sánchez Cuerda pone en el acento es que la crisis ha generado una guerra de precios: "En la cerveza es notoria". El máximo representantes de los hosteleros ofrece su vaticinio a corto plazo: "El problema es el margen de beneficios, que cada vez es menor. No se suben precios, pero sí suben el agua, la luz, los gastos financieros... Los proveedores quieren seguir cobrando en fecha como es lógico. El margen de beneficio del empresario de hostelería es cada vez menor". Dato llamatativo es el que ofrece Sánchez Cuerda desde la experiencia de sus negocios: "La gente ve los bares con clientes. Y muchos se preguntan si realmente ha y crisis. Es verdad que sigue habiendo clientes, pero lo que ha bajado es el consumo medio que realizan esos clientes, no el número de clientes. La gente sigue saliendo, pero mide mucho más el gasto".

Por sectores, el análisis del presidente de la patronal tiene un perjudicado claro: "Los restaurantes son los que más han perdido. Cada vez hay más terreno de barra y de mesas para tapas y menos para sentarse a comer. La mesa alta es el quitamiedos, la fórmula intermedia entre estar de pie y sentado formalmente. El cliente es mucho menos reacio a la mesa alta que a la mesa tradicional".
El corto plazo anuncia una subida del 2% en el IVA del hostelería, esta vez decidida por un Gobierno del PP: "Creo que todos prácticamente lo asumiremos. Porque si lo repercutimos en el cliente...".


Diario de Sevilla, 25 Julio 2012.