Medio Ambiente ha decretado el precinto de La Sureña en Sevilla

·
La Policía precinta La Sureña de las setas por falta de licencia

La empresa la solicitó en julio y lamenta que la “lentitud burocrática” ponga en riesgo 20 empleos.

La Policía Local precintó el sábado por la noche la cervecería La Sureña , del grupo Restalia, ubicada en el complejo Metropol Parasol de la Encarnación por falta de licencia y venta de alcohol a menores, según informó el Ayuntamiento. La empresa aseguró que "todo está en regla" y que en la orden de precinto solo figura la falta de la licencia física de apertura. Según el gerente del local, Antonio Moral, se solicitó en julio de 2011 y en septiembre abrió sus puertas porque "la reglamentación sobre las licencias dice que a los tres meses, si no hay respuesta, por el silencio administrativo, se entiende que la respuesta es a favor del solicitante".

Agentes de paisano de la Policía Local y técnicos de Medio Ambiente se personaron el sábado a las 22.00 horas en el establecimiento con una orden de precinto. Los responsables del local procedieron a desalojar a los clientes y a recoger y limpiar los veladores y el interior. El precinto impide a los propietarios entrar en el bar incluso para recoger el género, aunque solicitarán un levantamiento parcial del mismo para que "mañana [por hoy] o el martes podamos entrar al menos para llevarnos los productos perecederos".

Desde la empresa confían en que el Ayuntamiento agilice los trámites y puedan reabrir en unos días, ya que según la información que les traslada Urbanismo, su expediente está en proceso y con toda la documentación en regla para obtener la licencia. Lamentan que "la lentitud de la burocracia" ponga en riesgo 20 empleos, ya que si el cierre se prolonga "ninguna empresa va a mantener los contratos sin poder abrir. Precisamente, la nueva ordenanza municipal de actividades permite abrir negocios solo con la solicitud sin tener que esperar a la resolución de la misma aporanto los informes técnicos correspondientes.

No es la primera vez que la Policía Local y los inspectores de Medio Ambiente se personan en el local. Según explicó el gerente del mismo, desde noviembre han recibido al menos "ocho o diez" visitas tras denuncias de algunos vecinos "por ruidos", si bien en las denuncias solo se hacía constar la falta de licencia e incluso el establecimiento pasó con éxito una inspección sobre la extracción de humos. Moral defiende que la licencia solicitada les permite abrir hasta las 24.00 horas, que es el horario de todos los locales de la exitosa franquicia, un horario que respetan e incluso "si hay mucha gente dejamos de servir antes para que a las 24.00 esté todo recogido, porque entendemos que la gente hablando en la calle puede molestar, aunque sabemos que tampoco es el sentir de todos los vecinos del barrio".

No obstante, según el consistorio, el precinto también se debe a la venta de alcohol a menores, si bien Moral alega que tienen especial cuidado con eso. "He pedido el carnet a gente de 26 años porque no me arriesgo, y retirado bebidas porque puede comprar un mayor y a la vuelta de la esquina están consumiendo menores. Lo controlamos mucho aunque alguno se te puede escapar". El reclamo de La Sureña es el cubo de cinco botellines de cerveza a tres euros y la franquicia ha experimentado una espectacular expansión en el último año, con cinco locales en la capital -Los Remedios, Plaza de Armas, la Encarnación, la Buhaira y el recientemente abierto en la Alameda- y otro en el centro comercial Airesur de Castilleja de la Cuesta.

Ayer, los trabajadores de otros locales en las setas se sorprendían al ver cerrado el local y decían desconocer lo sucedido.También varios clientes habituales se mostraban extrañados al encontrar las puertas de la Sureña cerradas. Ningún cartel informaba de lo sucedido y el interior estaba totalmente limpio y recogido.


El Correo de Andalucía, 4 marzo 2012.