Servicio de Proteccion Ambiental de Sevilla. Cierre de establecimientos

·
Precintan tres locales tras ser sorprendidos vendiendo alcohol a menores

Licencia de Apertura Sevilla | Nova-Aperturas.es
Las actuaciones de la Policía Local tuvieron lugar en la calle Jimios, en las inmediaciones de Plaza de Armas y en la Avenida de Virgen de Lujan.

La Policía Local de Sevilla ha clausurado temporalmente tres establecimientos de la ciudad tras ser sorprendidos sus responsables vendiendo presuntamente bebidas alcohólicas a menores de edad y fuera del horario establecido -22:00 horas- en la normativa vigente.

Según ha informado el Ayuntamiento de Sevilla en un comunicado, la actuación de la Unidad de Línea Verde de la Policía Local de Sevilla, especializada en el control e inspección de actividades recreativas y espectáculos públicos en la capital hispalense, fue realizada el pasado fin de semana dando respuesta a algunas denuncias vecinales.

Una de las actuaciones de la Policía Local tuvo lugar en un establecimiento de la calle Jimios, donde podían estar vendiendo alcohol a menores de edad fuera del horario establecido.

En una segunda intervención, los agentes sorprendieron 'in fraganti' en las inmediaciones de Plaza de Armas a varios menores edad adquiriendo bebidas alcohólicas, expedidas en el establecimiento fuera del horario autorizado y sin tomar las medidas de control de identidad de los menores.

Por último, una tercera actuación tuvo lugar en un establecimiento de la Avenida Virgen de Lujan, donde los agentes policiales detectan un establecimiento que, presuntamente, está expidiendo bebidas alcohólicas a menores de edad, de manera que se procede a la clausura temporal del establecimiento y a la confección de las pertinentes denuncias administrativas, en los tres establecimientos.

En todos los casos, los agentes de la Policía Local de Sevilla procedieron al cierre cautelar de los establecimientos, hasta tanto resuelva el servicio de Protección Ambiental de la delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento hispalense.

El protocolo de actuación en caso de precinto establece que cualquier medida sancionadora tiene que ser ratificada en el plazo de 72 horas por los servicios correspondientes de la Delegación municipal de Medio Ambiente, siendo las medidas más duras contra aquellos que vendan alcohol a menores de edad.

Por su parte, el concejal de Convivencia y Seguridad del Consistorio hispalense, Alfonso Mir, afirma que "estas actuaciones se han realizado dentro de los protocolos establecidos y dando respuesta a una demanda vecinal, además de cumplir con la normativa que prohíbe la venta de alcoholo a menores y después de las 22:00 horas".


Diario de Sevilla, 10 febrero 2011.